_40_

40 es una cifra que guarda historias que estaría encantada de escuchar, estoy segura.

Cuentos al margen, aquí hay velas suficientes para los dos, así que con tu permiso me adjudico algún soplido por si tu razón te impide cumplir con el rito de desear.

Uno para ti.
Lo primero que voy a desear es que los 40 te sigan rompiendo los esquemas. Que te dediques a organizar tu vida para descubrir que para los detalles simples, los importantes, ser racional no sirve para nada.  Improvisa, aunque vistas con traje y corbata.

Otro para mí.
Deseo que cuando decidas marcharte lo hagas con el mismo sigilo que entraste. No hagas ruido al cerrar la puerta y no se te ocurra dejarla entornada. Si puedo, te voy a despedir en la entrada, pero no garantizo nada.

Uno para ti.
Ojalá el mar te ceda su calma. Que las olas te mezan las preocupaciones, te barran la rutina y te desinfecten los arañazos.
Cuidado con tragar agua, el salitre es bueno para todo menos para las tripas y las oportunidades perdidas.

Otro para mí.
Ojalá tus 40 dejen de subestimar mis 30. Que tus historias dejen de mirar con condescendencia las mías, el tiempo solo te preocupe cuando te robe horas de sueño y la diferencia de edad solo te suponga un problema cuando a ti no te hagan descuentos.

Uno para ti.
Deseo que te miren como yo te he mirado. Tú el primero.
Que te cuides, te mimes y te piropees como yo lo haría: cada día y porque sí. Sutil y directa. Con palabras y sin ellas.

Otro para mí (y todas mis compañeras y por mi primera).
Deseo que nadie se acerque tanto a ti como para intuir lo que tienes sin poder disfrutarlo. Que nadie se quede tanto tiempo cerca como para terminarse aburriendo al no verte venir. Deseo que no me pesen los zapatos y marcharme ligera con otras ganas a otro lado.
Y tú, no dediques tiempo exento de ganas, nunca, a nadie más.

Uno para ti.
Deseo que te acuerdes de mí cuando menos te lo esperes.
Si, este deseo es por joder.
Quiero que un día te lamentes por no haberme aprovechado cuando más ganas te tenía.
Con cariño ¿eh?. Me contento con que navegues en esta idea tan solo un rato. O dos.

No te robo más velas que sé que tienes una larga lista de metas y expectativas por alcanzar y necesitas tus deseos.

Bueno, abusando de tu generosidad, el último soplido se lo dedico a nuestra historia no vivida, se lo merece.

Mira qué bonita. Y cómo vuela…

 

 

Feliz 40 cumpleaños y gracias por las velas.

 

Fotografía: Caro Ma Collages

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s