_Evacuar_

Rodéate de quién sepa leer tus vísceras. Y tú calma. Y se quede, un ratito.
Baila entre líneas y en la pista con quién te busque y no sólo con quién te encuentre. Juégatela, lo más que pierdes es tiempo. Y saliva.
Que las únicas ganas que queden sin saciar sean las de dormir cinco minutos más. Y no necesariamente a su lado.
Elige el pintalabios que te vayan a quitar a besos. Y la ropa que te dará los buenos días desde suelo. El momento llega solo. O no viene.
Al día siguiente acuérdate de si te tocaron la piel o el cerebro. Si te estimularon el sexo o las ideas, la curiosidad o el instinto. Y tú, ¿qué acariciaste?

Y ante todo no justifiques tu idiotez, porque evacuarla es sano. Como un estornudo no contenido, como el cagar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s